[Review] Riotgod – S/T Album (2009)

Sin ninguna concesión más allá de un poco de retroalimentación, el disco más setenta desde los setenta, abre con un chorro de ardiente distorsión directa a la cara. Con uno de los comienzos más efectivos en mucho tiempo, este cuarteto mitad Monster Magnet nos sacude hasta que, por inercia, el culo empieza a moverse solo empapado en groove. Light of The Sun es la entrada perfecta porque lo tiene todo: un bajo espeso y viscoso que mantiene todo adherido a su solidez, una guitarra con solos demoledores y unas melodías de voz dignas del mejor híbrido de todos los registros de 40 años atrás hasta este momento. Tras quedar gratamente sorprendidos, le toca el turno a Crusader. El segundo corte comienza con un toque de bajo genuinamente stoner pero con un ligero soplo de funky al que se le suman predeciblemente los demás elementos. Todo parece precipitarse por momentos en un terreno asequible y genérico hasta que un estribillo inquebrantable nos saca del error cayendo con aplomo y asentando una base rítmica diferente. No nos engañemos, se sigue a pies juntillas el manual de stoner pero no por ello ha de ser obvio o manido. El contenido es sencillo de asimilar, fácil de corear pero difícil de olvidar.

riotgod1

Con un toque tribal, los timbales inician The Time Is Now mientras una ágil guitarra culebrea sobre la voz, esta vez recordando en momentos a lo que una vez fue Axl Rose. Un toque de oscuridad da un ligero aire de negatividad al tema pero seguro que estos tipos en seguida sacarán un poco de ácido para ponernos de buen rollo a todos. Tras un perfecto interludio que, por algún motivo, me recuerda a la Rusia zarista, esta inmediata mole se clausura bruscamente dando paso a la melódica Horizon. Un riff que se repite hasta la saciedad domina el tema pero es tratado con tanta delicadeza y sustancias que viajar a través de él a lomos del eterno toque psicotrópico se convierte en una explosión de colores y formas. En el punto álgido del tema tenemos un puente con magistrales solos de guitarra que se expande cubriendo todo el cielo hasta que su propio volumen le hace precipitarse contra el suelo con el leitmotiv al 11 en una lluvia de destellos y contornos sinuosos. Brutal.

Y ya que estábamos cargaditos, ¿por qué no meterse otro cartoncito en la boca y dejar que 9th Life nos lleve de la mano allá donde el vértigo se convierte en textura? Aquí podemos girar sin parar mientras, con una botella de agua en la mano, movemos el culo al ritmo del mejor tema, sin duda, de todo el disco. Más solos infartantes, estrofas hímnicas y la contundencia e intensidad necesarias para tener un viaje de lo más alucinante. Nunca mejor dicho. Si nos hemos dejado llevar estaremos tan exhaustos y sudorosos que, mientras nuestra habitación recobra su apariencia habitual, nos dejaremos caer en la silla para disfrutar del paisaje vívido y evocador de Omega. Directo a nuestros sentidos, un chamán parece cogernos de las manos y arrastrarnos por el espacio atravesando ecos y galaxias mientras un intrincado ritmo, reminiscente de tribus ascentrales, nos lleva por un océano estelar de feedback, reverb y flanger. Poco a poco, se nos deposita en la orilla del universo para constatar que seguimos en la Tierra y que todo ha sido un pequeño sueño en un gran interludio instrumental.

Riotgod_E21518

Aun sonrientes por esta experiencia inolvidable y recuperando poco a poco la realidad, nos encontramos mecidos por la preciosísima Collapsing Stars que extrae nuestras mejores vibraciones para deslizarse por ellas. Uno de los riffs más ENORMES y positivos que recuerdo surca estos cuatro minutos de belleza y felicidad mientras, de algún modo, algo brillante se despliega a nuestra espalda y nos hace despegar de nuevo del suelo. Con un interludio tenso a punto de estallar nos conducen hacia una tormenta que se deshace en un estallido de luz cuando la atravesamos para dejarnos planeando hacia el planeta una vez más. Aun en shock por todo lo vivido, Pinata nos agarra de la cintura para recordarnos que estamos más vivos que nunca y que no hay que parar de sacudir el cuerpo mientras nuestros músculos lo permitan. Guitarreo puro y duro que recuerda a cuando nos tirábamos de pequeños con la bici cuesta abajo sin ninguna intención de utilizar los frenos.

riotgod

Drone Station y Love It or Leave It siquiera se molestan en bajar revoluciones y descargan con efectividad unos cuantos excelentes recursos que nos mantienen arriba del todo saltando sin parar. Un muro de sonido estridente y violento da paso a Rift, un ominoso frenazo en seco donde la psicodelia abre su manto multicolor y nos envuelve mientras respiramos lo que podría ser un ligero mal viaje. No obstante, esta sensación se rompe en pedazos hacia la mitad del vuelo en favor de un ambiente propicio para la meditación y la reflexión. Un lugar donde no hay humor y que, entre murmullos nos va dejando caer con suavidad hasta devolvernos nuevamente al mundo consciente. Sweet Kaos y Hightime, temas correctísimos y puramente stoner pero que descartaría en favor de un álbum redondo, preparan el terreno para el notable final. Muchos grupos querrían facturar una sola canción así pero viendo dónde han dejado el listón previamente, las considero pasables en el universo Riotgod. El cierre, Grand Design, hace honor al adjetivo que lleva en su nombre y se pasea con porte majestuoso y firme a lo largo de cinco minutos en los que deja claro que sabe que todos los temas mencionados en esta reseña le respaldan. Columnas de distorsión sujetas por un bajo bestial y conducidas por una batería pesada e insistente se erigen imponentes fortificando el terreno alrededor de una marea de guitarras que se funden con una melodía vocal épica que se deshace lentamente mientras el volumen desaparece. ¿Qué más puedo decir? Toda esta locura es como echar un vistazo en los bolsillos de Jimi Hendrix mientras charlas con Raoul Duke hinchado a reventar de peyote.

completocompletocompletocompletovacio

Track predilecto: 9th Life.

Tracklist:
1. Light of the Sun (4:50)
2. Crusader (3:26)
3. The Time Is Now (3:55)
4. Horizon (3:47)
5. 9th Life (4:13)
6. Omega (3:34)
7. Collapsing Stars (4:09)
8. Pinata (3:15)
9. Drone Station (3:48)
10. Love It or Leave It (4:18)
11. Rift (4:42)
12. Sweet Kaos (4:39)
13. Hightime (5:03)
14. Grand Design (5:00)

LastFm
Facebook

Anuncios

6 pensamientos en “[Review] Riotgod – S/T Album (2009)

    • No me lo puedo creer Moline, semejante falta con un lector veterano ultra-VIP como el Sr. Kosta. A ver si va a quitar la suscripción y te quedas sin alimentar a tus hijos. Incompetente!!

      • Por dios, no. Esos 3500 euros mensuales mantienen a mis hijos debidamente alimentados!

  1. Y el segundo también está muy bien!! Creo que esta banda está pasando más desapercibida de lo normal. Casi que me gusta más que lo último de Monster Magnet. Claro que no tienen a un Dave Windorf al frente pero el Sunshine este tampoco lo hace nada mal.

    Saludos

    • Sí, son una de estas bandas que no entiendes por qué no están en boca de todo el mundo. A mí me engancharon desde el minuto 1. ¡Y lo mejor es que este año vuelven con un tercer álbum!

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s