[Review] Dream Death – Somnium Excessum (2013)

¿Exceso de sueño? No tras escuchar esta cruda mezcla de fatalidad y oscuridad rancia que desprende un fuerte aroma a película de terror de serie B. No estamos aquí para hablar de la inexplicable reunión 25 años después de su anterior disco (el único hasta la fecha) digna de cualquier super banda consagrada de éxito a raudales con posters relamidos en una de cada 3 habitaciones de adolescente. Vamos a hablar de la suciedad y mugre puesta adrede por todos los rincones de estos 6 temas. Todos hemos tenido un amigo que se rompía los pantalones más de la cuenta o llevaba el pelo lleno de mierda y enredado para ofrecer una imagen más rara y provocativa que el resto. Bien, pues este disco es así. Tiene cochambre y polvo pero alguien se ha encargado de llenarlo todo de telas de araña falsas y efigies de calavera de plástico para darle ese ligero toque terror/noir tan jodidamente tremente (entre tremendo y demente). Como dirá Brian Lawrence en un alarido: They are here!

23241f56f50c0c0621978334b9e27491

No hay mejor manera de empezar un disco de doom que con un riff lento, descendente y marcado con golpes de charles que denotan extrema lentitud. Desde este primer momento notamos una producción simplista y cruda que nos recuerda a aquellas magníficas obras de los años 80-90. Fuzz a raudales y distorsión de fondo por el canal izquierdo que recuerda a una sierra nos ponen en situación. Ahora ya sabemos lo que va a emerger de nuestros altavoces. A modo de aclaración, diré que el Monstruo del Pantano parece una rana con la cara manchada de barro comparado con esto. Con un mejor arreglo vocal de resultado claro y nítido que elimina todos los ramalazos que, en su primer disco, sonaban a un joven Hetfield, el arranque, Feast, se mueve con agilidad y rapidez deslizándose como una serpiente en el agua entre abruptos cambios de ritmo.

Y es que esa es una de las cartas de triunfo de este álbum: entre ominosos y gruesos riffs, los cambios de ritmo oscilan con notoriedad y te llevan a oscuridades totalmente diferentes. Se pasa de un riff frontal y pesado a algo contenido y acechando a punto de fragmentarse y liberar a la bestia. Them y Dystopian Distress Signal así lo demuestran. Son espantosas como gárgolas… pero gárgolas recién salidas de la escuela Juilliard. Tienen bajo sus mangas un buen puñado de trucos que, sin restar continuidad a la imagen completa, le confieren un carácter único. El caso es que puedes viciar la atmósfera con pedos o con C4H8Cl2S. He ahí donde Dream Death marcan la diferencia esta vez.

all rights reserved.

Bludgeon está representado por pequeñas melodías cacofónicas dignas de película de horror espacial que transmiten un agradable desasosiego con tan sólo un par de notas situadas en lugares muy incómodos. Minimalismo hiper-efectivo y de nuevo de vuelta al fraseo distorsionado y bruto. Dinamismo y detalles de saber hacer pero sin desligarse del trabajo sucio. Siempre directos pero nunca con prisa. Es casi como aquel Frankestein o aquel Drácula sesenteros que nunca corrían pero siempre atrapaban a la seductora y aterrada mozalveta. Un bajo especialmente activo representa You’re Gonna Die Up There y al final da la sensación de que, bajo la obvia y densa masa sonora que marca la identidad del álbum, en todos y cada uno de los temas han buscado una señal distintiva que les haga diferenciarse entre ellos. Ya bien sea con lisérgicos solos de guitarra, ambientes extremos y caricaturescos o variaciones en el patrón rítmico.

El cierre del álbum comienza lento e inquietante, como La Parca. Un preludio largo e instrumental, salpicado de barrocos detalles de música de cámara y con una melodía reminiscente de Bludgeon, desemboca en un desenfrenado y orgiástico caos interrumpido por horripilantes coros femeninos sacados de la mente del más retorcido director amateur. Quizá sabiendo que el final se acerca, Lawrence y los suyos deciden sacar todo el arsenal de fango seco y cuarteado y proyectarlo en todas direcciones haciendo de From Inside the Walls el último coletazo del engendro antes de que vuelva reptando a la ciénaga. De nuevo terror cutre de máscara de látex y ketchup en vez de sangre pero con ese encanto que hace que quieras revivirlo una y otra vez.

Creo que era necesaria una aberración así para recordarnos a todos que el doom no se hace sólo riffs leeeeeentos hasta la nausea y poner voz a 2 herzios. Esto es muy diferente. Es una actitud. Incluso, sin conocer a esta chusma, diría que es un estilo de vida. Y se lo toman profundamente en serio.

completocompletocompletomediovacio

Track predilecto: Feast.

Tracklist:
1. Feast (04:58)
2. Them (07:21)
3. Dystopian Distress Signal (05:35)
4. Bludgeon (04:08)
5. You’re Gonna Die Up There (06:39)
6. From Inside the Walls (11:43)

Metallum
Facebook

Anuncios

2 pensamientos en “[Review] Dream Death – Somnium Excessum (2013)

    • Gracias, messiah. Cuando escuchas este disco, tienes la sensación de que lo han hecho para escucharlo ellos y sus colegas. Muy auténticos, los cabrones.

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s