[Review] Beelzefuzz – Beelzefuzz (2013)

Antes de empezar con esta crítica conviene dejar claro que Beelzefuzz es un nombre horrible para un grupo, puesto que a simple vista puede parecer que nos encontramos delante de la enésima copia plana e inerte de Electric Wizard. Nada más lejos de la realidad: Beelzefuzz se han erigido, con tal solo un álbum, como uno de los grupos más personales y fascinantes de la escena Doom internacional, una delicia que ningún amante de estas sonoridades debería perderse y que de buen seguro se acabará situando en lo más alto de mi lista de mejores discos del año. Habemus discazo.

beelzefuzz-self-titled

Empecemos con un poco de contexto. Beelzefuzz es un grupo de Maryland formado en 2009 por el bajista Pug Kirby y el guitarrista/vocalista Dana Ortt. En 2011 editaron la primera de sus dos demos, con las cuales empezaron a crearse una reputación que ha ido creciendo paulatinamente, hasta convertirse en uno de los secretos mejor guardados de la impresionante escena Doom de Maryland. Para la mayoría de los mortales, sin embargo, Beelzefuzz era un nombre desconocido hasta hace bien poco, cuando editaron su primer y homónimo álbum, dejando claro que las alabanzas eran más que merecidas.

Puede que a estas horas decir que un grupo es único sea, cuanto menos, atrevido. Con Beelzefuzz, sin embargo, no se me ocurre ningún otro adjetivo que sea más adecuado que este. Partiendo de la base de otros grupos de Maryland tan importantes como The Obesessed o Revelation, en los que la clase y el talento compositivo priman por encima del musculo y la crudeza, Beelzefuzz han conseguido alargar sus prodigiosos tentaculos hacia todo tipo de influencias; el hard rock setentero de grupos como Led Zeppelin o Deep Purple, la oscuridad y amor al riff de los primeros Black Sabbath y, por encima de todo, el rock progresivo clásico de grupos como Rush o Camel conjuntado con el aroma espacial de los mejores Pink Floyd. Demostrando una vez más que el prog rock es una de las mayores influencias que ha tenído el doom en su evolución.

Lo mejor de todo es que, a diferencia de muchos grupos actuales obsesionados con innovar a cualquier precio, mezclando influencias sin ton ni son, escuchando al grupo liderado por Ortt y Kirby da la sensación de que su música es muy natural y espontánea, y por eso el disco en lugar de saturar lo que hace es enganchar como pocos, en parte debido a su medida duración de poco más de treinta minutos. Todos y cada uno de los temas destilan elegancia y virtuosismo compositivo, sin que haya ninguno de ellos que sobre o que esté fuera de lugar, haciendo de la escucha del disco una delicia para alguien que ya lleva muchos grupos clónicos y mediocres a sus espaldas. Beelzefuzz son un oasis dentro de un cada día más aburrido panorama Doom.

A nivel individual cabe destacar, por encima de todo, la labor vocal de Dana Ortt, poseedor de una voz prodigiosa y perfecta para el tipo de música que Beelzefuzz llevan a cabo. Se trata de un cantante como los de antes, de los que ya no se encuentran fácilmente, capaz de llenar de vida todas y cada una de las canciones. Pug Kirby mantiene en todo momento la compostura, cohesionando todas las canciones con su bajo. Para este álbum los de Maryland han contado con la ayuda del batería Darin McCloskey, conocido por su labor en grupos como Pale Divine o los magnánimos Crowned In Earth, aunque desconocemos si a partir de ahora será parte del grupo o se quedará tan solo en una colaboración.

beelzefuzz2

No queda nada más que añadir, salvo instaros a que escuchéis tan solo una de las canciones de Beelzefuzz para que podáis constatar que las aduladoras palabras que he llevado a cabo se quedan cortas con las dosis de talento que el grupo americano despliega en este fantástico debut editado por The Church Within Records. Uno de los imprescindibles del año.

completocompletocompletocompletocompleto

Track predilecto: Lotus Jam

Tracklist:
1. Reborn (03:10)
2. Lotus Jam (03:42)
3. All the Feeling Returns (04:47)
4. Sirens Song (03:34)
5. Hypnotize (07:08)
6. Lonely Creatures (05:38)
7. Lunar Blanco (04:38)
8. Light That Blinds (03:57)

Metallum
Facebook
Bandcamp

Anuncios

2 pensamientos en “[Review] Beelzefuzz – Beelzefuzz (2013)

  1. Suenan cojonudos, me gusta…. Te recomiendo también que escuches el debut de los también norteamericanos Blackwitch Pudding, todo un portento muy en la onda de Windhand o Stonehelm, saludos!

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s