[Clásicos] Cathedral – Forest Of Equilibrium (1991)

Cathedral-BandComo un viejo grimorio de iniciación, este instantaneamente apolillado y desgastado volumen documenta con exhaustivo detalle los pasos a seguir para introducirse apropiadamente en el retorcido mundo del doom. Así lo ha hecho con muchos y así lo hizo conmigo. No sabía qué esperar pero la imaginería del título así como del nombre del grupo contribuyeron de manera notable a crear en mi cabeza el desvencijado ambiente necesario para poder absorber hasta el último detalle de esta obra.

Un bucólico pasaje acústico, sobrio pero preciosista, abre esta saga con una imagen de belleza e inocencia adentrándote en parajes boscosos y verdes. No obstante, en todo momento figura un imperceptible hálito que presagia oscuridad y te precipita hacia algo muerto y viciado prediciendo el devenir de la siguiente hora. Una fuente de distorsión nace detrás tuya, te envuelve y te sumerge en una aplastante y pasmosa lentitud. Riffs de obsidiana se mueven con la agilidad de dicho material y se amontonan sobre el retumbar de timbales mastodónticos. Negros y lustrosos como la mencionada piedra negra, caen con monotonía y tedio mientras una voz sombría y de tintes guturales explora frecuencias extremadamente bajas narrando versos emponzoñados con la más depresiva inspiración gótica. Commiserating the Celebration es un vaivén de riffs empantanados que suben y bajan de intensidad y velocidad hasta derramarse finalmente en un monolítico atronar que se pierde a medida que el volumen desaparece. La umbra que refuerza el paisaje sonoro no es en absoluto mortífera y abrasadora como otros muchos ejemplos de doom, si no que se trata de los fríos muros de un castillo cubiertos de verde y resaltados por efigies cuervos y gárgolas talladas. Un humor húmedo y taciturno pero no plañidero o agresivo.

forest-of-equilibrium-501fb621dde6a
Ebony Tears parece sacada de un sueño en el que te mueves a cámara lenta porque tus pies quedan atrapados en algas en lo hondo del lago. La melodía parece fluir con el pasmo de un sólido triturado hasta su licuefacción mientras que, hacia el final, se intenta elevar como un ave manchada en petróleo. Se agita, lucha por brotar y consigue aletear leventemente sobre el horizonte para finalmente caer con aplomo y volver a hundirse en la negrura. Serpent Eve es, de nuevo, el mismo escenario de ralentización salpicado ocasionalmente por melodías que empujan breves episodios de decadente epicidad a lo largo de este escalofrío de ocho minutos. Con una clausura sobresaliente subrayada por una melodía digna del más depravado black metal noventero, este tema se desliza hacia el ecuador del álbum y punto cumbre de velocidad, Soul Sacrifice.

En el ambiente que ha creado Cathedral hasta este punto, hablar de inmediatez significa permanecer muy por debajo de los estándares del metal pero quizá un poco por encima de la velocidad a la que crecen los tallos de las enredaderas. Como un oasis entre tanto páramo desolado, este tema híbrido nos muestra una vertiente stoner que explorarían en futuras entregas a lo largo de los años. Hacia el final logra una rapidez digna de mención y quizá el único punto levemente agresivo en el que pudiese parecer que alguien va a ponerse en pie para comenzar a hacer algo. Tras un espasmódico solo de guitarra tales ideas desaparecen y vuelven a asomar los nubarrones para dejarse guiar por A Funeral Request. Ensayando de nuevo la fórmula de los dos primeros cortes pero con la pericia suficiente para no caer en la repetición, se envuelven de nuevo en un ajado sudario para formar una lúgubre comitiva fúnebre. Paso a paso por la imaginería reminiscente de Poe que parecen dibujar, los riffs caen inertes para ser súbitamente traídos de nuevo a la vida por un solo y unos ecos de guitarra acústica que pavimentan el camino hacia un final adornado con detalles Sabbathianos. Una masa consistente que nos empuja hacia el tema central del disco.

MI0001328692

Memorable desde las primeras notas, Equilibrium se abre paso con todos y cada uno de los recursos melódicos dispersos a lo largo del disco. Pesadez y opresión conducen la estrofa en un patrón descendente y que parece escapar de la tonalidad a base de distorsión y notas bamboleantes. Tras un estribillo atípico por su sonido cercano y no tan hundido surge un puente que, desde la inicial emotividad, poco a poco se desfigura presagiando algo horrible hasta alcanzar una melodía de mal augurio que te hace comprobar nervioso que tu colección de muñecas no ha cobrado vida. Hacia el final, Equilibrium se convierte en el ejemplo perfecto y literal del devastado camino hacia el abismo que es el Doom. Un tema perfecto; brillante en su opacidad. Tras semejante golpe sólo queda la clausura de este viejo manual del fin de la existencia: Reaching Happiness, Touching Pain. Es ahora cuando comprendemos el alcance real de Cathedral, su lentitud extrema y la tremenda altitud a la que nos encontrábamos cuando pensábamos que estábamos en un valle. No recuerdo un descenso mayor ni procesión de semblantes grises más inerte que estos nueve minutos de niebla y desidia. Una gruta dentro de nuestras cabezas que, de prolongarse durante mucho más tiempo, hubiese acabado con todas nuestras esperanzas presentes y futuras. Cerramos el grimorio mientras las últimas notas tañen vacías, huecas, anunciando un cambio en nuestras vidas.

Tracklist:
1. Picture of Beauty & Innocence (Intro) / Comiserating the Celebration (11:15)
2. Ebony Tears (07:45)
3. Serpent Eve (07:40)
4. Soul Sacrifice (02:55)
5. A Funeral Request (09:17)
6. Equilibrium (06:07)
7. Reaching Happiness, Touching Pain (09:10)

Metallum

Anuncios

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s